vídeos-emocionales-para-empresas

Vídeos emocionales para empresas, ¿por qué los necesitas?

Porque no puedes dar a conocer tu empresa con un anuncio del montón como el que hacen los demás y aburrido como el de tu competencia con el que pretenden vender un negocio sin más.

Cada día me siento más preocupado porque me encuentro con muchas empresas que son la leche, que tienen unos servicios extraordinarios y dan de comer a muchas familias pero no suelen ser las que mejor lo comunican. Quizá por el desconocimiento sobre la digitalización o las nuevas herramientas o redes sociales con las que cuesta ponerse al día o bien por el miedo a dar el paso debido a una mala experiencia anterior o la desconfianza sobre los resultados que puedan traerle los vídeos emocionales para empresas a la hora de hacer una inversión. 

Estamos inmersos de lleno en la generación de los vídeos, de un impacto al usuario que busca ser cada vez mayor. Por eso… ¿qué empresa puede no permitirse contar con vídeos emocionales para empresas? Un vídeo emocional que cuenta una historia es siempre la forma más efectiva de dar a conocer una empresa, mucho más que un eslogan vacío o plano. Que una simple imagen.

Los vídeos emocionales para empresas que cuentan historias han de ser capaces de resumir las características de una empresa, sus proyectos y objetivos en apenas unos tres o cuatro minutos máximo. Debe destacar sus puntos fuertes de una manera que llame la atención de la persona que hay viéndolo al otro lado, de un posible cliente. Para eso es necesario un cóctel perfecto entre audio, vídeo de una calidad altísima que genere emociones, una imagen llamativa y el ingrediente más importante de todos, una historia real. Ten en cuenta que las historias comunes, las de tú a tú enganchan y mucho.

¿Qué características deben tener los vídeos emocionales para empresas?

No pueden ser como los de la competencia, aburridos y soporíferos en el que se trata de vender la empresa sin más. Ni fotos en forma de collage, de los empleados, de las instalaciones, con una musiquilla cualquiera de fondo. ¿Quién querría ver eso? El que los demás lo hagan así no significa que tú también debas hacerlo igual ni que les funcione a ellos o a ti.

Los vídeos emocionales para empresas deben contar una historia. La historia de cualquier cliente, de cualquier empleado, de cualquier fundador. No olvidemos que el objetivo es dar a conocer lo que hacen, quienes son y por qué son beneficiosos para los clientes. Así que lo primero que se debe hacer es crear un buen concepto creativo para que todos los contenidos y toda la comunicación tenga un sentido con el fin de hablar en el mismo idioma de los consumidores. Luego mostrar situaciones reales dando protagonismo a los trabajadores, los clientes o fundadores para provocar el efecto local, ese de “te he visto en un vídeo y qué razón tienes, lo comparto”.

Todo ello reflejado de una manera lo más original y llamativa posible, que enganche. Los vídeos emocionales para empresas creativos harán que el espectador y potencial cliente, lo vea hasta el final. Y lo comparta.

Deberás tener en cuenta la creación de esa historia, la estructura que quieres darle, no sobresaturarlo de información, pensar en una buena música que transmita emociones, una llamada a la acción… Todo ese tipo de cosas para las que quizás, necesites de manos profesionales.

Así son los vídeos emocionales para empresas que logran resultados para mis clientes: 

 

 

Apuesta por un creador de contenidos que sepa por dónde hay que ir.

Una vez tienes en cuenta todos estos factores y la importancia que tienen los vídeos emocionales para empresas como herramienta de diferenciación, ahora llega la pregunta más importante: ¿cómo lo hago?

Es más que recomendable acudir a la ayuda de un creador de contenidos audiovisuales como yo, que se encargue de crear exactamente lo que quieres. Y si quieres un video profesional que de a conocer tu empresa de forma correcta, tendrás que trabajar con profesionales.

Y es que si no apuestas por la el creador de contenidos correcto, contar con vídeos emocionales para empresas puede volverse en tu contra. Necesitas un vídeo profesional, nada de amateur, que muestre los valores de tu empresa con la mayor certeza posible. Sobre todo que emocione a tu público a la vez que da a conocer quién eres, qué haces y por qué tú empresa es la mejor opción.

Si acudes a una productora audiovisual cualquiera, buscando precios bajos e incluso herramientas gratuitas que encuentres por internet, correrás el riesgo de que esos vídeos emocionales para empresas se conviertan en el auténtico enemigo de la imagen de tu empresa o proyecto. Ten en cuenta que si quieres conseguir grandes logros tendrás que hacer inversiones adecuadas o como digo yo, Mac Donald’s no factura millones y millones de euros invirtiendo 500€ en un vídeo sino que se rodean de profesionales capacitados y cualificados que saben por dónde hay que ir. Evidentemente, cada empresa debe ser realista e invertir en consecuencia con sus metas y objetivos. Y para eso estoy yo, para ayudarte en el camino. Si te queda alguna duda te invito a ver este vídeo donde explico paso a paso todo lo necesario para dar a conocer tu empresa, que todos conozcan bien quien eres y qué haces.

También te puede interesar

Deja un comentario